Con Blockchain daremos solución a la trazabilidad de los residuos - ZERO
1163
post-template-default,single,single-post,postid-1163,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.5,vc_responsive
 

Con Blockchain daremos solución a la trazabilidad de los residuos

Con Blockchain daremos solución a la trazabilidad de los residuos

¿Cuál es la historia de ZERØ? ¿Quiénes sois y cuál es vuestra actividad?

ZERØ es un producto desarrollado por TEIMAS, una empresa de software que tiene una gran particularidad, la de ser especialista en soluciones tecnológicas relacionadas con los residuos. Los socios llevan más de 15 años vinculados al sector de los residuos y su conocimiento sobre esta actividad es muy profundo, aportando un know-how fundamental para el desarrollo de softwares especializados.

¿Qué hitos habéis logrado este año? ¿Qué desafíos se vislumbran en los próximos años?

La crisis sanitaria nos ha puesto a todos en un contexto difícil, pero el equipo de TEIMAS ha demostrado su gran capacidad de adaptación y flexibilidad en esta situación. Además, hemos renovado nuestra marca, nos hemos trasladado a unas nuevas oficinas más amplias y modernas y hemos aumentado el equipo, ya que estamos convencidos que en situaciones complejas es cuando hay que hacer grandes esfuerzos para detectar y aprovechar las oportunidades.

Seguimos apostando por un plan estratégico muy ambicioso centrado en el desarrollo y crecimiento de nuestros productos y en una apuesta sólida por la internacionalización. Queremos ser un referente tecnológico en el sector de los residuos a nivel mundial.

¿Qué potencial crees que ofrece la aplicación de nuevas tecnologías en la gestión de residuos?

La digitalización de las empresas en cualquier ámbito aporta múltiples ventajas como aumentar la productividad, mejorar la adaptabilidad ante cambios de diversa índole, atraer y retener talento, etc. y, en ese sentido, las nuevas tecnologías en la gestión de residuos aportan control, cumplimiento normativo y, sobre todo, mucha información que puede favorecer la toma de decisiones estratégicas en el campo de la sostenibilidad reforzando la imagen de “marca verde” de una gran corporación.

¿Qué retos enfrenta la gestión de residuos en grandes corporaciones?

La sensibilización en cuanto a la protección del medio ambiente, conceptos como la economía circular o la economía de impacto están cada vez más implantados, no solo en las empresas, si no en los nuevos marcos legales que se están estableciendo a todos los niveles. Por ejemplo, con el nuevo RD 553 de traslados o la nueva Ley de residuos que, probablemente, entre en vigor en el año 2021, la exigencia normativa será cada vez más fuerte para productores de residuos y, es por ello, que necesitarán aumentar el control sobre la producción y la gestión de sus residuos.

Decís que vuestro software para gestión de residuos en grandes corporaciones, ZERØ, permite la trazabilidad de datos de residuos. ¿Nos puedes poner algún ejemplo?

A finales de este año lanzaremos nuestro proyecto CADENA, un proyecto que hemos desarrollado en colaboración con Wayra, el hub de innovación de Telefónica, donde a través de la tecnología Blockchain queremos dar solución a la trazabilidad de los residuos desde su producción hasta el punto final de su gestión. Es un proyecto ambicioso y complejo, pero entendemos que muy necesario ante esa exigencia normativa que comentamos anteriormente.

¿Podrías hablarnos de algún caso de éxito o proyecto destacado donde hayáis participado o estéis trabajando?

Un proyecto importante, por la envergadura del mismo y porque significó el paso previo al desarrollo y lanzamiento de nuestro producto ZERØ, es la colaboración que llevamos realizando desde 2017 con Telefónica y su plataforma para la gestión de sus residuos, GReTel. Hemos realizado con éxito el desarrollo y la implantación de esta plataforma en todos los países donde Telefónica opera en LATAM y Europa.

 

Este artículo fue publicado en Gestores de Residuos #7.